20171106124753_r1fddlcrw_930x525

Abril, de 12 años, falleció ayer tras recibir un disparo en la cabeza durante un robo en La Plata. Justina también tiene 12 años y está primera en la lista del INCUCAI para recibir un trasplante. Ahora, resta definir si el corazón es compatible.

En medio del dolor por la muerte de su hija, los papás de Abril Bogado, la nena de 12 años que recibió un tiro en la cabeza durante un intento de robo en La Plata, decidieron donar su corazón para salvarle la vida a una nena de la misma edad que su hija.

Ahora, resta que los médicos definan si el corazón de Abril es compatible con Justina Lo Cane, también de 12 años, quien se encuentra primera en la lista del INCUCAI a la espera de un trasplante.

La nena está internada desde hace tres meses en la Fundación Favaloro y pasó los últimos dos meses en terapia intensiva. Sufre de una cardiopatía severa y desde el 9 de agosto espera ser operada para poder seguir viviendo.

Desesperados, sus padres y familiares encabezaron la campaña para dar con un donante. “Está aferrada a la vida”, afirmaron.

A través de una conmovedora carta publicada en la página de la Campaña de Justina, en facebook, la mamá de la nena pidió ayuda: “Especialmente te pido a vos, de mamá a mamá, si te toca vivir este dolor terrible de perder a un familiar, acordate de mi hija y de todos los que esperan. Podes tener el gesto de amor más grande que pueda existir y multiplicar ese familiar en siete vidas”.