download

Miguel Pedhelez  Tras dos reuniones fallidas en una semana, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Lanús (STML) reafirmó su postura de que el 15% es el piso para comenzar a discutir un aumento salarial para los trabajadores municipales. Además, advirtieron que si el intendente Néstor Grindetti vuelve a sacar la paritaria por decreto por segunda vez, “el costo político será muy grande”.

El secretario general del gremio afirmó que “la paritaria se hace difícil porque en una semana ya va a ver la tercera reunión y todavía no hay acuerdo” y sostuvo que desde el Municipio “ni siquiera hablan porque la posición del gremio es firme y es que el 15% es el piso para comenzar a discutir”.

“No hay un techo para las paritarias. Diferentes gremios municipales arreglan a la baja pero ya les dije que yo no voy a dar marcha atrás”, aseveró el dirigente gremial y apostó a cerrar una paritaria “por encima de lo que plantea la gobernadora”

Asimismo, sostuvo que “la situación es tensa” ya que en la previa de la negociación salarial tuvo lugar la aprobación del expediente enviado por el Ejecutivo para reducir el sueldo a un sector de los trabajadores municipales (los cobradores) y denunciaron al Municipio de “cambiar los horarios del jardín maternal para municipales que es algo que se discute en paritarias”.

“No hay un solo punto en el que no demos batallas. Estamos resistiendo porque estamos en un marco paritario con un montón de problemas sin resolver”, disparó Pedelhez y apuntó que las situaciones que se fueron dando en la previa de la negociación “enrarece el tema salarial”.

En este marco, vuelve a resonar la posibilidad de que el Municipio decida cerrar la paritaria por decreto como hizo el año pasado cuando no se llegó a un acuerdo, al respecto, el secretario general arremetió que “seguramente lo tienen en cuenta pero es la segunda vez y es un costo político altísimo el que tendrán que pagar”.

En ese sentido, no descartó que este conflicto desemboque en un paro general, a lo cual, subrayó que “no va ser la primera vez, a todos los intendentes le hemos hecho un paro” y sentenció: “No descarto que si se encrudece esto, terminemos en un gran conflicto”.