safe_image

Don Tito hoy fue la víctima, llegaba con su camioneta (Eco Sport) al vivero de la esquina entre las dos intersecciones, cuando es sorprendido por dos delincuentes que lo fusilan sin contemplación. Allí en el pavimento junto al cordón de la vereda, “Quedó Tito” engrosando una larga lista de víctimas inocentes lanusenses.

Los malhechores fugaron del lugar con el motín de su rodado dejando atrás una vida menos, truncada en manos de la delincuencia, uno más fuera ya del grupo familiar que hoy lloran su destino, aquel que no fue resguardado por aquellos que no pudieron lograrlo en esta Puta Ciudad de Lanús.

Cabe destacar que a una cuadra del lugar hace un mes atrás mataron a un Gendarme.

Mario. Ernesto Naguila – Periodista Independiente –