DkuqrraW0AAyGHS

El paciente se encuentra en grave estado. Los profesionales del centro de salud lanusense denuncian que el elevador no funcionaba bien hacía tiempo. El ministro de Salud se acercó al hospital y se reunió con trabajadores y dirigentes de Cicop.

Un camillero y un paciente que acababa de ser operado en el hospital interzonal de agudos Evita de Lanús cayeron ayer por el hueco de un ascensor cuando el auxiliar intentó ingresar para trasladar al hombre hasta la habitación. El paciente se encuentra en grave estado y el camillero sufrió heridas, pero está fuera de peligro.

Según informó personal del hospital, cerca del mediodía, el camillero llamó desde el quinto piso al ascensor, que llegó y se abrió la puerta, pero cuando se dio vuelta para ingresar con el paciente, el elevador ya no estaba porque continuó bajando y los dos hombres cayeron al vacío hasta el tercer piso, sobre el techo de la máquina, donde personal del lugar pudo rescatarlos.

El camillero, identificado como Rodrigo Scavone (24), y el paciente (45), que salía del quirófano por una operación en el tendón de Aquiles, fueron intervenidos quirúrgicamente de inmediato. El camillero padece politraumatismos, pero su vida está fuera de peligro, mientras que el paciente se encuentra internado en terapia intensiva en grave estado.