IMG-20190727-WA0006-678x381

Con un mensaje antigrieta, la histórica dirigente peronista del conurbano y precandidata a senador

Bonaerense por Consenso Federal, Hilda Chiche Duhalde pasó por Lanús para presentar su libro

“Las Mujeres de la Buena Leche” y acompañar a sus candidatos locales, Hernán Lakota (a

Intendente) y Verónica Piñeyro (primera concejal).

De recorrida por la tercera, por la que aspira a ocupar una banca en la Legislatura, la ex senadora

Nacional aseguró que la entusiasmó el proyecto de Roberto Lavagna que “no es nada fácil porque la elección no está nada fácil. Los que estamos de este lado, estamos convencidos que tenemos que salir de esta grieta que nos tiene acorralados y plantear un camino diferente”. En ese sentido consideró que aspira a que la fuerza consiga representación legislativa porque para cambiar las cosas “hay que tener un cierto grado de poder, desde el llano es muy difícil”.

La actividad fue una charla en el restaurant del club Lanús, donde aprovecharon para hacer una

presentación informal de la lista que apoya el Duhaldismo en el distrito.

Allí, en tono con los candidatos de su lista, se quejó de la ‘invisibilización’ que tiene Roberto Lavagna: “yo voy a todos los programas que me invitan, de televisión o radio y hacemos lo posible

para visibilizar el espacio pero ciertamente hay un grupo de medio que está ciertamente con Mauricio Macri y otro grupo que están con los Fernández qué pasa en el medio no se”.

“Lavagna es un hombre que sabe cómo se sale de una situación económica como en la que estamos. Ya lo ha hecho, lo ha demostrado, pero han tomado la decisión de tenernos a los argentinos entretenidos entre uno y otro”, señaló la dirigente.

En un análisis de la situación distrital, consideró que “en Lanús el PRO tuvo la suerte de ganar una elección en 2015 que no se si la va a poder seguir ganando”, y manifestó que el problema del

peronismo fue que Manolo Quindimil no dejó “formados dirigentes para la sucesión”.

Chiche contó su sensación en las caminatas por los barrios: “la elección es difícil porque qué dicen los vecinos de los barrios más pobres cuando uno va a charlar con ellos ‘estábamos mejor con

Cristina, teníamos más plata en el distrito’, y es verdad pero no les puedo decir que es una verdad relativa porque el camino por el que nos llevaban no era bueno”, y apuntó que “que este Gobierno

no tiene ni idea de cómo se gestiona”.

Por su parte, el candidato a la intendencia local, Hernán Lakota, compartió las consideraciones de la esposa del ex presidente: “seguimos trabajando como siempre lo hicimos en el distrito, recorriendo los barrios y estando codo a codo con los vecinos. Pero discrepo que el gobierno local sea fuerte, ganó por un arrastre nacional y ese mismo arrastre se lo va a llevar. Hoy somos la única lista que representa realmente al peronismo”.